diálogos filosóficos

En ambos tipos de diálogo se aborda una pregunta o problema que resulta de interés para el individuo, o para el grupo. A través del cuestionamiento del filósofo se examinan y clarifican las ideas y se conoce mejor cómo pensamos, cómo somos y cómo nos relacionamos con los otros y con el mundo. También se trata de generar un espacio para desarrollar el pensamiento crítico, comprender las cuestiones desde otros puntos de vista, flexibilizar nuestras estructuras mentales, y aprender a entrar en diálogo con los otros.

 

Cuando dialogamos filosóficamente con otros podemos profundizar en las ideas e ir construyendo el pensamiento a través de las preguntas y objeciones que nos hacen. Además, los otros nos permiten tomar distancia de nosotros mismos, a la vez que nos hacen de espejo en el que poder reconocernos y aceptar lo que somos. Es así como se va construyendo el conocimiento en diálogo con los otros y cómo se va repensándolo para revisarlo y clarificarlo.

 

diálogos grupales

diálogos o consultas individuales

el método socrático

Primera etapa: la refutación o elenchos

 

Es la fase durante la cual Sócrates llevaba a su interlocutor a reconocer su propia ignorancia. Obligaba a definir el tema sobre el cual versaba la indagación; después profundizaba de distintas maneras en la definición ofrecida, explicitando y subrayando las carencias y las contradicciones que implicaba; exhortaba a intentar una nueva definición y mediante el mismo procedimiento la criticaba y la refutaba; continuaba actuando de ese modo hasta llegar al momento en que el interlocutor se declaraba ignorante.

 

Segunda etapa: la mayéutica

 

Para Sócrates, el alma solo puede alcanzar la verdad si está preñada de ella; en efecto, tal y como hemos comprobado, él se declaraba ignorante y negaba con decisión el estar en condiciones de comunicar a los demás un saber, o por lo menos, un saber constituido por unos contenidos determinados. Pero al igual que la mujer que está embarazada necesita de la comadrona para dar a luz, también el discípulo que tiene el alma encinta por la verdad requiere de una comadrona espiritual, que ayude a que la verdad salga a la luz, y en esto consiste la mayéutica socrática.

 

Historia del pensamiento filosófico y científico 

G. Reale y D. Antiseri

en philo-trivium realizamos dos tipos de prácticas herederas de la mayéutica socrática: las consultas filosóficas individuales y los diálogos en grupo.

© 2017 philo-trivium